miércoles, 11 de abril de 2012

postheadericon Copa Libertadores – “Amistoso internacional”

Peñarol cayó por 3-0 con Atlético Nacional en Medellín, en partido que sólo servía para completar el calendario de un ya eliminado “carbonero”, que puso en cancha un equipo alternativo. El local se adelantó rápidamente en el tanteador, a los 6´, y en el mejor momento del “aurinegro” en el partido, sobre el final del primer tiempo, amplió diferencias e hizo que el complemento sobrara. El grupo 8 se cierra el próximo jueves 19, cuando el “manya” reciba a Godoy Cruz, también eliminado.



Peñarol viajó a Colombia para cumplir con el calendario y “salvar” el honor institucional, ya sin chance de acceder a octavos, y si bien no realizó un papelón, se volvió con un contundente 0-3 del cual es muy difícil extraer algo positivo. Sin ser nada de otro mundo, al local le alcanzó para doblegar con comodidad, a un equipo que por momentos intentó jugar bien y tocar en la mitad del campo, pero que le faltó contundencia en ataque y sufrió mucho por los laterales.

Al igual que en Montevideo, el “manya” comenzó sufriendo el encuentro, ya que a los 6´, Oscar Murillo abrió el tanteador en forma inesperada. Tras un tiro libre proveniente del carril derecho del campo, a unos 40 metros de la línea final, Cristian Tula y Alejandro González saltaron por el balón en el vértice opuesto del área chica, ganando el colombiano, quién envió el balón de cabeza al medio del arco, para que Murillo llegara antes que Marcelo Silva y Danilo Lerda, impulsándola fuertemente dentro del arco.

Lo que antes de jugarlo ya era un partido do connotaciones especiales, luego de esto se transformó en una pesadilla eterna para los uruguayos, quienes veían el final como algo muy lejano.

Pero el empate era algo que le servía al “verde paisa”, ya que con ese resultado pasaba a octavos, asique con el 1-0 en su haber, estaba más que cómodo. Se desato entonces un partido en el que ninguno tomaba la iniciativa. Por cerca de 10 minutos, el local tocó y tocó, ante la espera de la presión de Peñarol, la cual nunca llegó, porque al equipo de Jorge Da Silva parecía no venirle mal, el caer decorosamente.

En ese lapso fueron muy pocas las situaciones de uno y otro. Por Nacional, lo más complicado fue un disparo lejano de Dorlan Pabón, tras una buena jugada colectiva en la cual participaron casi todos los integrantes de su equipo. Por el “manya”, un remate de Facundo Guichón, tras pararla de pecho y jopeársela a un rival, fue lo mejor. En el medio, hubo un offside mal cobrado, en una jugada que Maximiliano Pérez quedaba mano a mano con Gastón Pezzuti, quién hasta el momento era un espectador.

Pero el partido cambió. El elenco “mirasol”, perdido por perdido, decidió presionar un poco más arriba y ofender a un rival que no era de otro mundo. De a poco, con un buen trabajo de recuperación en el medio por parte de Nicolás Freitas y Nicolás Amodio, sumado a un inspirado Rodrigo Mora, y a lo que a veces ponía Sebastián Cristóforo por derecha, el “decano” comenzó a llegar en forma peligrosa y tuvo varias para empardarlo.

A los 32´, un centro peligroso de Mora complicó a Pezzuti, quién resolvió con lo justo ante la arremetida “carbonera”. 3 minutos más tarde, un tiro libre ejecutado por el mismo Mora, luego de una dura falta sobre Cristóforo, se perdió junto al palo.

Nacional ya no tenía el dominio del esférico, algo que había sido su gran arma durante esta copa, y lo sentía, ya que no podía atacar con comodidad, aunque se defendía bastante bien.

A los 38´ hubo una pierna en alto cerca al borde del área, por lo que Joaquín Antequera pitó acertadamente, dando tiro libre indirecto para los nuestros. Mora volvió a prenderle con dureza, estrellando al balón contra el horizontal, para que luego Pezutti salvara a medias cuando la bola caía, pero Freitas no pudo darle el destino deseado con su remate.

Increíblemente, cuando parecía que Peñarol estaba cerca del empate, llegó el segundo gol “cafetero”, hecho que prácticamente le bajaba la persiana al cotejo. Freitas, en una falta que tuvo más de revancha que de inteligencia, derribó a un rival lejos del arco, en posición frontal al mismo. Pabón, a los 48´, con un estilo parecido al de Roberto Carlos, sacó un tremendo zapatazo, el cual tomó efecto, pasando por el medio de una barrera que se abrió, incrustándose junto al palo derecho de Lerda, que se estiró, pero no llegó.

El complemento del partido prácticamente sobró. Se hizo largo, aburrido, podríamos decir que eterno. Ambos equipos procuraban el final de esta película, conocedores de que nada cambiaría el final.

Para hacerlo más aburrido, y hasta peligroso para los nuestros, vino el gol de Diego Álvarez, a los 59´, quién llegó como centro delantero, para empujar una fantástica asistencia enviada desde la derecha, en velocidad, la que superó a toda la defensa “aurinegra”. 

Por más de que Mora a los 80´ estuvo cerca de descontar con otro tiro libre en el horizontal, y de que los locales también pudieron marcar el cuarto, no hubo mayores emociones hasta el pitazo final.

Haciendo un repaso por líneas, encontramos una mediocre actuación de Lerda, a quién se le notó una gran falta de arco, algo vital en su puesto.

En el fondo, González y Silva tuvieron de las buenas y de las malas, a veces complicados por los huecos que dejaban los laterales. El trabajo de Emiliano Albín y Juan Álvez, fue muy malo. Ambos jugadores, fuera de puesto, perdieron toda la noche, cada vez que intentaron salir. Albín, que por derecha tiene un buen desempeño, sintió mucho el cambio de pierna y en ocasiones se complicó hasta para cerrar. Lo de Juan Álvez tampoco asombra. No siente el puesto.

Por su parte, en el medio, buen trabajo de Freitas, quién es un relojito a la hora de la recuperación, generando un gran aporte desde lo táctico y físico. Es un gran pulmón para el equipo. Amodio fue intermitente. Se nota su buen pie, pero la falta de fútbol lo traiciona por momentos. Por las bandas, fue regular lo de Cristóforo, muy solo por momentos, y pobre lo de Guichón, de quién esperábamos más.

En ofensiva, Mora mostró lo mejor de Peñarol, aunque por momentos lucho solo contra una legión de defensores. Maximiliano Pérez pone lo que hay que poner, pero su físico liviano lo complica para la posición en la que pretende jugar. Insistimos en que es un jugador con buenas condiciones, pero está ubicado fuera de puesto.

También ingresaron Joao Pedro Galvao, Sebastián Rosano y Jorge Zambrana, con un partido resuelto, por lo que nos abstenemos de realizar un análisis que sería injusto. 


Ficha del partido

Atlético Nacional 3 – Peñarol 0

Fecha: Martes 10 de abril de 2012
Torneo: Copa Libertadores de América
Jornada: Sexta (Grupo 8)
Estadio: Atanasio Girardot, Medellín, Colombia
Árbitros: Joaquín Antequera, Efraín Castro y César Nistahuz (Todos de Bolivia)

Atlético Nacional: Gastón Pezzuti; Alejandro Bernal, Cristian Tula (72´ Alexis Henríquez), Oscar Murillo, Juan David Valencia; Jherson Córdoba (62´ Luís Mosquera), Alex Mejía, Sebastián Pérez, Macnelly Torres; Dorlan Pabón y Diego Álvarez.
DT: Santiago Escobar.

Peñarol: Danilo Lerda; Juan Álvez, Alejandro González, Marcelo Silva, Emiliano Albín; Sebastián Cristóforo, Nicolás Freitas, Nicolás Amodio (60´ Joao Pedro Galvao), Facundo Guichón (67´ Sebastián Rosano); Maximiliano Pérez (78´ Jorge Zambrana) y Rodrigo Mora.
DT: Jorge Da Silva

Goles: 6' Oscar Murillo (ATN), 45' Dorlan Pabón (ATN) y 59´ Diego Álvarez (ATN)

Tarjetas amarillas: 36´ Alejandro Bernal (ATN), 42´ Juan Valencia (ATN), 53’ Sebastián Cristóforo (PEÑ) y 56´ Marcelo Silva (PEÑ)



 

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.