viernes, 20 de abril de 2012

postheadericon Copa Libertadores - ¡Qué me van a hablar de amor!


Ante un marco de público espectacular, a pesar de estar eliminado, Peñarol, que perdía 0-2 a los 19´, lo dio vuelta y le ganó 4-2 a Godoy Cruz, cerrando de forma decorosa una pésima participación en la Copa Libertadores. Los goles “aurinegros” fueron convertidos por Jorge Zambrana (2), Rodrigo Mora y Maximiliano Pérez. La tribuna, en un partido aparte, ganó por goleada.



Es imposible comenzar a escribir este comentario, sin evidenciar primero el partido aparte que jugó la hinchada de Peñarol este 19 de abril. Ni el más optimista y fanático hincha “carbonero”, podía pensar que, con su equipo ya eliminado, con el rival en la misma situación, y con lo que se presentaba como un entrenamiento de la reserva pero con público, la noche terminaría siendo una fiesta multitudinaria en el mítico Centenario.

Cerca de 35 mil espectadores se dieron cita en el “coloso de cemento”, para vivir, de principio a fin, un fiesta en las gradas. La salida del “manya” fue como si se estuviera jugando un partido definitorio. La gente se enloqueció cuando el equipo piso la cancha, e inundó el cielo de fuegos de artificio, y como si se tratara de un ritual, cantó sin cesar durante todo al partido. El único punto negativo, y creo debe ser remarcado para corregirlo, es que desde la Ámsterdam no se respetó el himno patrio, entonado con motivo de un nuevo aniversario del Desembarco de los 33 Orientales.

Pero además de la fiesta, hubo fútbol. Dos tiempos bien marcados, terminaron haciendo emocionante un encuentro que parecía funesto para nuestro querido equipo.

En la primera mitad, el “mirasol” jugó uno de los peores partidos en años, y si el rival hubiera sido más contundente en ofensiva, es probable que pudiera haber goleado. La línea final, compuesta por 3 hombres, mostró huecos y desatenciones por todos lados, y se notó claramente la enorme falta de fútbol que tiene Emilio Mac Eachen, quién pasó momentos muy duros dentro del campo de juego, perdiendo una y otra vez que era atacado.

En el mediocampo también fue superior el “tomba”, quién inteligentemente dominó la tenencia en ese sector, haciendo rodar el balón, mirando correr a los “manyas”, generando en ellos un gran desgaste que no ofrecía recompensa. Por el contrario, las veces que Marcel Novick o Nicolás Amodio recuperaron el balón, lo perdieron rápidamente, enviando pases largos que casi nunca llegaron a destino.

A los 12´, tras un tiro de esquina que fue al segundo palo, Nicolás Sánchez estableció de cabeza,  haciéndola picar, el primer gol del cotejo. Pocos minutos más tarde a los 19´, una nueva desatención, esta vez en una salida de contra golpe de los argentinos, terminó con un excelente pase en profundidad, para que Diego Sevillano ganara en velocidad y ejecutara en el mano a mano con Leandro Gelpi, marcando el 2-0.

Hasta ahí todo parecía negro, y muchos pensamos que podía ser aún peor. A los errores constantes en la zona defensiva y en el mediocampo, se sumaba una total inoperancia en ataque, ya que Facundo Guichón no encontraba el camino por izquierda, y tanto Maximiliano Pérez, como Jorge Zambrana, debían rezar por que alguno de los pases largos que Novick enviaba, sobrepasaran a una defensa rival bien plantada.

Un tiro libre lejano, frontal al arco, que Joao Pedro Galvao estrelló en la barrera, fue casi como un penal, para un Peñarol que no pateó ni una sola vez al arco hasta el minuto 37´. En ese preciso instante, cuando Godoy Cruz dominaba y estaba más cerca del tercero, una buena combinación por derecha entre Amodio y Galvao, terminó con un pase al medio del área por parte del brasileño, desde la línea final, el cual los defensas del “bodeguero” no contuvieron bien, y un oportuno Jorge Zambrana la mandó a guardar casi dentro del área chica, convirtiendo el gol número 500 del "decano" en el máximo torneo continental.

Sin duda que el resultado era negocio y pico, y para analizar lo que pasó en la cancha, no hace falta más que decir que Jorge Da Silva mandó los 3 cambios para el inicio del complemento, antes del pitazo del juez.

En el comienzo de la segunda mitad, Ingresaron Emiliano Albín, Sebastián Cristóforo y Rodrigo Mora, por Mac Eachen, Galvao y Guichón respectivamente. Incluso el propio “polilla”, durante la conferencia posterior al partido, admitió que si hubiera podido, habría hecho más cambios. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Lo cierto es que la noche copera tuvo un giro de 180º. De jugar el peor partido en mucho tiempo, Peñarol se convirtió de golpe en una maquina anímica, que machacó al oponente, pegando siempre donde más le dolía.

El ingreso de Albín, lo situó en el lateral izquierdo, y Sebastián Rosano, que venía jugando de 8, paso a hacerlo de 6, conformando una línea de 4 defensores. Cristóforo apoyó mucho a Novick en el rubro recuperación, y el “decano” ya no la vio pasar en el medio, sino que se hizo amo y señor de la pelota. Mora aportó esa cuota aparte de rebeldía que siempre presenta, presionando la salida rival, buscando siempre el error forzado y abriendo espacios para sus compañeros.

Peñarol pasó de dominado a dominador, y de perder 2-0, igualó el juego a los 50´, cuando Mora envió un fuerte disparo desde la medialuna, el cual se desvió en un defensa y se coló por encima del guardameta Sebastián Torrico.

Godoy Cruz desapareció literalmente de la cancha en forma inexplicable. Los que en el primer tiempo mostraron gran toque y mucha energía, parecían corderos antes los leones “mirasoles”.

Luego de varios intentos fallidos, Pérez concretó el tercero de la cuenta a los 61´. Tras un remate de Amodio, que rebotó en un defensa, Torrico salió en busca de la pelota, la cual contuvo, pero que increíblemente dejó escapar, para que Mora asistiera al melenudo delantero, casi dejándolo solo con el gol.

El arquero sintió el grosero error y no pudo disimularlo. En el siguiente ataque de Peñarol, luego de un tiro débil, nuevamente perdió el balón, pero esta vez sin que llegara ningún delantero del elenco uruguayo.

La cosa que empezó de velorio, ya venía de fiesta. Si bien en algún momento la visita amagó con efectivizar en ataque, siempre fue absorbido por un buen trabajo defensivo “aurinegro”, y la perseverancia dio sus frutos.

Como frutilla de la torta, Zambrana anotó lo que posiblemente sea uno de los mejores tantos del torneo. A los 73´, luego de abrirse camino en velocidad por el carril derecho, sobre América, el diminuto delantero entró al área, amagó de derecha y se sacó un rival de arriba, amagó de nuevo con la misma pierna, para  sacarse a otro, y definió espectacularmente de zurda, al palo más lejano del arquero.

El resto del encuentro fue más fiesta en las tribunas, no por el hecho de haber ganado, ya que no se alcanzaba nada, pero si por la conciencia tranquila, de que por lo menos se logró una victoria.

De esta manera, el “manya” cerró una muy mala campaña, la cual comenzó cargada de ilusiones, y terminó con lágrimas. Uno de los dos objetivos del año se fue. Ahora sí, ya no hay mañana. La mente deberá estar puesta al 100% en ganar el campeonato Uruguayo, y no puede haber objeciones si no se consigue el resultado esperado.

Más allá de la fiesta que generó la hinchada en la tribuna, el público con ello, dejó claramente un mensaje para los jugadores: “nosotros siempre estamos y cumplimos, los apoyamos bajo cualquier circunstancia, ahora les toca a ustedes devolvernos algo a nosotros”. 

El tiempo dirá.


Ficha del partido

Peñarol 4 – Godoy Cruz 0

Fecha: 19 de abril de 2012.
Torneo: Copa Libertadores de América.
Jornada: Sexta (Segunda fase).
Estadio: Centenario.
Árbitros: Ricardo Marques, Rodrigo Tabeira y Fabricio Da Silva (Todos de Brasil).

Peñarol: Leandro Gelpi, Sebastián Rosano, Juan Alvez, Marcelo Silva, Emilio Mac Eachen (45' Emiliano Albín), Joäo Pedro (45' Sebastián Cristóforo), Marcel Novick, Nicolás Amodio, Facundo Guichón (45' Rodrigo Mora); Jorge Zambrana y Maximiliano Pérez.
DT: Jorge Da Silva.

G. Cruz: Sebastián Torrico; Roberto Russo, Emanuel Aguilera, Nicolás Sánchez, Marcelo Cardozo; Armando Cooper, Nicolás Olmedo, Sergio Sánchez (76' Lucas Ceballos), Sergio López (68' Gonzalo Cabrera); Álvaro Navarro (67' Facundo Castrillón) y Diego Sevillano.
DT: Daniel Oldrá.

Goles: 12' Nicolás Sánchez (GDC) y 19' Diego Sevillano (GDC), 37' y 73' Jorge Zambrana (PEÑ), 50' Rodrigo Mora (PEÑ), 61' Maximiliano Pérez (PEÑ).
Tarjetas amarillas: 30' Sergio Sánchez (GDC), 34' Emanuel Aguilera (GDC), 73' Marcel Novick (PEÑ), 74' Jorge Zambrana (PEÑ), 76' Emiliano Albín (PEÑ).

Foto: www.elobservador.com.uy

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.