sábado, 28 de abril de 2012

postheadericon Torneo Clausura – La resurrección

Peñarol, con más garra y determinación que en partidos anteriores, venció a Cerro por 3-1 en el Centenario, no sin complicarse nuevamente cerca del final, cuando recibió el empate parcial. Sin ser despampanante, el equipo de Jorge Da Silva se mostró agresivo, generó varias chances claras de gol y dominó el partido ante un gran rival, aunque también mostró falencias defensivas y volvió a recibir un gol de pelota quieta. Los tantos “aurinegros” fueron convertidos por Luís Aguiar, Marcelo Silva y Maximiliano Pérez.



Peñarol se llevó mucho más que 3 puntos, en un partido que significaba una final, no por la circunstancia de juego, sino por el contexto dramático que envolvía al mismo.  Luego de 3 partidos sin conocer la victoria, y con goles en los cierres que fueron como un puñal por la espalda, el “carbonero” se reivindicó con su honor y derrotó con justicia a un Cerro que plantó muy dura batalla.
Desde el comienzo del encuentro, el equipo “aurinegro” intentó dominar el juego, controlando la marca en la mitad del campo, e intentando jugar rápido y por las bandas. Los “villeros” se mostraron muy firmes y decididos, esperando con paciencia cada ataque rival, con el fin de poder aprovechar los espacios de contra.

Si bien en la primera mitad el “mirasol” no logró convertir, en varias oportunidades estuvo muy cerca, y un gol de Marcelo Zalayeta, mal anulado, podría haber generado otro balance.

Ya a los 4´, una buena recuperación de Sebastián Cristóforo, quién apuro a un defensor en la salida, generó la primera complicada para el arquero Mathias Rolero. El juvenil tocó rápido con Rodrigo Mora, quién subió sin objeciones por izquierda, rumbo a la Colombes, jugando una impecable pared con Zalayeta, a quién nuevamente asistió en el área, sin que el centro delantero lograra definir con comodidad.

A los 12´, una gran salida de contragolpe pudo ser el primero, cuando Aguiar, Jorge Zambrana, Rodrigo Mora y Cristóforo se combinaron de cancha a cancha, pero fallaron en el pase final. Un minuto más tarde, con la misma receta, Mora centró para Zalayeta, quién nuevamente en la puerta no pudo definir con precisión.

Si bien el partido parecía controlado, la visita apareció de golpe, y tras una gran jugada colectiva, Omar Pérez pudo abrir el marcador a los 14´, pero cuando se aprestaba a definir, el línea levantó la bandera y ahogó el grito de lo que hubiera sido un golazo. Poco tiempo después, con un “decano” que sintió el golpe anímico de la jugada anterior, Gonzalo Mastriani probó de afuera del área, enviando la pelota fuera, muy cerca del palo izquierdo de Leandro Gelpi.

Pero cuando todo parecía complicarse, apareció Zalayeta para marcar lícitamente un gol a los 15´, que el asistente Raúl Hartwig anuló por supuesta posición fuera de juego. Luego de un remate de Marcelo Silva desde lejos, Rolero dio rebote, y el moreno lo capturó, mandándola a guardar junto al palo. Cuando partió el remate de “milito”, no menos de 4 jugadores albicelestes habilitaban a la “pantera aurinegra”.  Este fue el primer gran error, de una pésima actuación de Fernando Cabrera.

Si bien el encuentro estaba igualado, daba la impresión de que el “manya” estaba ganando, y que sin ser nada de otro mundo, era superior a su rival. Hasta el cierre de la primera mitad, prácticamente no hubo chances para Cerro, y Peñarol, con empuje, estuvo muy cerca de marcar en reiteradas oportunidades.

El complemento vino con un Peñarol huracanado, yendo sin cesar contra el arco de Cerro. Toda la falta de actitud que se había notado en encuentros anteriores, se depositó en este, sobre todo cuando un rato más tarde, vinieron momentos difíciles.

A los 48´, Mora asistió por derecha a Zalayeta, quién remató peligrosamente, antes que un defensor salvara al córner.

A los 53´, vino el segundo grave error del árbitro en el partido, esta vez favoreciendo a los nuestros. Tras un gran centro cruzado de Zalayeta para Aguiar, el mercedario la bajó de pecho dentro del área, para luego zambullirse al suelo ante la marca de un oponente, como si hubiera sido enganchado abajo.

Lo cierto es que el árbitro compró la actuación del “lucho”, y fue el mismo volante, que a los 55´ señaló la apertura, con un misil que se coló abajo, contra el palo derecho de Rolero, que se estiró bien, pero no llegó.

A partir del gol el juego cambió. Peñarol se replegó en el campo, dejando que los “villeros” realizaran el desgaste de la creación, apelando a jugar de contragolpe y con un campo más amplio.

Cerro se vino a la carga, más a ímpetu que a buen juego, por lo que no fue muy complicado para los “carboneros” defender y atacar con fluidez.  Quizá el mal estado del campo, sumado a la humedad del mismo, fue un factor que no ayudo para poder definir alguna de las varias opciones que tuvo el equipo de Da Silva.

Con un “aurinegro” que dominaba el juego, todo hacía pensar en el gol de la tranquilidad, como para terminar el martirio de los puntos perdidos. Pero no. Justo cuando menos se esperaba, nuevamente de pelota parada, vino el empate. A los 74´, Guillermo De Los Santos, aprovechó para empujarla casi en la línea, luego de un cabezazo proveniente de un tiro de esquina.

La parada se hizo más que compleja. La visita parecía conformarse con el empate, y a Peñarol se le iba la vida con ese resultado.

Hugo Parga, inteligentemente metió a su equipo bien atrás, armado hasta los dientes, para aprovechar la desesperación de los nuestros, y si podía, dar el zarpazo definitivo.

Pero a diferencia de otros partidos, esta vez el “manya” sí tuvo respuesta anímica y también deportiva.

Como si fuera preparada en el laboratorio de Los Aromos, Aguiar ejecutó un tiro libre lejano, enviando la pelota para Zalayeta, quién estaba solo en un vértice del área. El delantero avanzó y envió en forma formidable un pase al medio, para que “milito” Silva utilizara el taco como recurso, convirtiendo el gol de la diferencia a los 85´.

Más allá de la tranquilidad del gol, el equipo continuó atacando hasta el final, recordando claramente que una semana atrás, Fénix se lo empató en la hora y cuando parecía imposible.

Producto de esa perseverancia, con un rival desesperado y desarmado, vino el tercero gol, como para olvidarse por completo de las malas y volver a creer que se puede. Con una receta que parece gustarle a este plantel, la transición defensa-ataque, Marcel Novick la robó en el campo propio, jugó para Zalayeta, quién corrió y arrastró rivales como si fuera un imán, llevando la pelota como atada, para magistralmente poner el pase en profundidad, entre dos zagueros, hacia un veloz Fabián Estoyanoff, quién fue solidario y entregó a Pérez, que venía por el segundo palo y la metió con arquero y todo para adentro, a los 88´.

En definitiva, gran triunfo de Peñarol. Justo y trabajado. Si bien el incremento en el nivel de juego no fue impresionante, el sólo hecho de revertir en pocos minutos un resultado que no servía, es suficiente para un equipo que necesitaba un espaldarazo.

Entre los destacados de la tarde, ponderamos a Zalayeta como el mejor, ya que jugó para él, y también genero juego para los demás, haciendo que su presencia intimidara durante los 90´ al rival.  Lo mostrado por este delantero hoy, en torno a quién gravita el juego del equipo, ilusiona y esperanza con un Peñarol temible de cara al resto de la temporada. ¡A seguir así!


Ficha del partido:

Peñarol 3 – Cerro 1

Fecha: Sábado 28 de abril de 2012
Torneo: Clausura
Jornada: Décima
Estadio: Centenario
Árbitros: Fernando Cabrera, Marcelo Costa y Raúl Hartwig.

Peñarol: Leandro Gelpi; Emiliano Albín, Alejandro González, Marcelo Silva, Darío Rodríguez; Luis Aguiar, Marcel Novick, Sebastián Cristóforo; Jorge Zambrana (78' Maximiliano Pérez); Rodrigo Mora (65' Fabián Estoyanoff) y Marcelo Zalayeta (90' Nicolás Amodio).
DT: Jorge Da Silva.

Cerro: Mathías Rolero, Danilo Asconeguy (62' César Faletti), Maximiliano Pereira, Guillermo De Los Santos, Washington Camacho, Andrés Ravecca, Oscar Javier Morales, Sebastián Suárez, Mauricio Alonso (73' Jorge García); Omar Pérez (66' Omar Pérez) y Gonzalo Mastriani.
DT: Hugo Parga.

Goles: 55 ' Luis Aguiar (P) de penal y 74' Guillermo De Los Santos (C), 85' Marcelo Silva (P) y 88' Maximiliano Pérez (P).

Tarjetas amarillas: 31' Sebastián Suárez (C), 56' Guillermo De Los Santos (C), 63' Marcel Novick (P), 68' Fabián Estoyanoff (P).



0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.