jueves, 22 de enero de 2015

postheadericon Se cayó el pase del Pollo Olivera

Pese a que el jugador quería “una revancha en Peñarol”, ayer le comunicó a Bengoechea que su llegada no será posible. ¡Entrá  y conocé los motivos! 


Estuvo muy cerca de volver. Incluso, el propio jugador aseguró que “si hubiera pasado una semana antes, quizá me dejaban ir porque querían sacar a los jugadores más caros”.

Se trata de Rubén Olivera, quien a los 31 años y jugando para el Brescia de la segunda división italiana estuvo a punto con convertirse en la primera incorporación de Peñarol en el actual período de pases.

En dialogo con Sport 890, el volante aseguró que fue Pablo Bengoechea quien lo llamó y que tras ello le “agarraron unas ganas tremendas de sacarme una revancha en Peñarol. Tengo ganas de volver. Con Pablo dijimos que íbamos a hacer todo lo posible”.

“Sentí una alegría enorme. Uno que siguió el fútbol uruguayo de chico tenía como referente a Pablo”, agregó.

Sin embargo, luego admitió que “se descartó totalmente la posición de volver" debido a que “nos estaban dejando libre a todos pero ahora apareció el dinero, nos pagan y quieren que nos quedemos”.

Esta noticia “me cayó como un balde de agua fría porque quería volver”, indicó el Pollo.

Con un contrato que termina dentro de seis meses, no descartó una posible vuelta en el futuro:  “Mi ilusión es hacer el último año jugando en Danubio que es el club del cual soy hincha y el que me formó como jugador y persona. Pero todavía me siento joven y tengo nivel, por eso quiero antes la revancha en Peñarol”.

De todas formas, Olivera ha establecido su vida en Italia y es probable que siga allí una vez finalizada su carrera: “Vine a los 18 e hice una familia. El futuro está planteado para hacer algo acá después del fútbol. Voy a comenzar el curso de entrenador dentro de poco”, concluyó.


Seguinos en Facebook y Twitter
Foto: Tenfield

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.