lunes, 8 de junio de 2015

postheadericon Diego Forlán jugará en Peñarol a partir de agosto

Lo confirmó el propio jugador quien explicó que “la decisión no dependía de la clasificación a la Libertadores”.  “Es el desafío más grande que voy a tener en mi carrera”, tiró en una nota imperdible. Conocé sus más impactantes declaraciones.


El mercado futbolístico internacional se vio sacudido con la fuerza de un terremoto este lunes cuando Diego Forlán confirmó que jugará en Peñarol a partir del próximo semestre.

A través del programa Las Voces del Fútbol que conduce el reconocido periodista Julio Ríos, el mejor jugador del Mundial Sudáfrica 2010 mantuvo una extensa charla de más de una hora en la que confesó su deseo de llegar al Carbonero y en la que contó desde la sinceridad un montón de aspectos que respectan a su arribo.

El actual jugador del Cerezo Osaka informó que su contrato finaliza el 27 de julio y tras asistir a una gala de la FIFA en Rusia llegará a Uruguay para enrolarse al Aurinegro: “Faltan formalidades. La relación con Juan Pedro (Damiani) es de muchos años, conmigo y con mi viejo. Sólo falta firmar algo”

“La decisión no dependía de la clasificación a la Libertadores. Cuando Juan Pedo (Damiani) me llamó en diciembre le dije que me encantaba la idea pero que me quedaba medio año en Japón. Es cierto que es mejor si está la Libertadores, pero la prioridad iba a ser Peñarol”, explicó el atacante de 36 años.

Si bien “hoy en día tengo ofertas de otro lado, la prioridad es Peñarol. Hace dos semanas y media hablé volví a hablar con Juan Pedro para conocer la situación del club”, dijo.

Luego agregó, “La decisión era volver a Uruguay, igual sin la Copa. Conozco la prensa y sé que sacan pedazos de las cosas. Me gusta aclararlo para que no haya mal entendidos.

El actual campeón de la Copa América dejó bien en claro que no regresa por vacaciones: “Yo no voy a Peñarol para retirarme. Yo voy a jugar, voy a un desafío muy importante. Me quedan menos años, sí. Pero voy a un desafío para jugar y quiero rendir. Si fuera para retirarme y ponerle la camiseta sería el peor error” .

“Tengo muchas ganas. Es el club en donde soy hincha y la gente me quiere. Es el desafío más grande que voy a tener en mi carrera. He tenido grandes, pero este es muy importante”, indicó con mucha determinación. 

Si bien para muchos la influencia de su padre fue clave para el regreso, el futbolista explicó lo contrario: “A mi viejo le hace feliz, pero fundamentalmente me hace feliz a mí. Pero a la vez a mi viejo lo hace feliz, así que yo voy a estar más feliz todavía. Voy en el auto escuchando música y me lo imagino”.  

De todas formas, tiene claro que la vuelta al país tendrá aspectos complicados, pero que pesan más los positivos: “Me tengo que volver a adaptar a Uruguay después de 18 años. A un fútbol muy difícil, al club, a los compañeros. A la vida personal. Es una motivación. Me lo imagino y lo sueño. Me he imaginado mil veces con la camiseta puesta y haciendo goles. Ganando. Es algo que me eriza la piel”.

“En la vida las cosas van cambiando. No los sentimientos, pero si los momentos. Por eso siempre dejé la puerta abierta”, expresó en relación al cambio que tuvo frente a posturas del pasado.

“Brasil me agarró en un momento complicado, después de un trajín de 12 años en Europa. Vivía concentrado, viajando. Pasaba 20 días sin ir a mi casa”, añadió. 

“Soy el primero en concentrar y entrenar, me encanta, pero no todo el año. Disfrutaba de las concentraciones con la selección. También es importante estar con la familia y los seres queridos. En mi año y medio en Brasil casi no los vi. No me podían ir a visitar porque nunca estaba en casa, y cuando jugaba de local me pasaba concentrado”, señaló el futuro refuerzo del Manya. 

“Disfruto todo, los viajes, entrenar. Pero todo tiene un límite. Antes pasaba lo mismo con la selección. Llegaba a Uruguay y no estaba ni un segundo en casa. Ahora con Tabárez eso cambió. Comer un asado con tu familia, pasar el rato con tus amigos, es algo que te reconforta, te llena y te da energías para rendir mejor”, tiró como confesión.

Pero el “bichito” por jugar en Peñarol no es algo de ahora y lo demostró con una anécdota: “Me mandaron una camiseta de Peñarol para firmar. Me la puse y le pedí a mi viejo que me sacara una foto. La tengo sólo yo. No se la mandé ni a mis amigos. No la tiene nadie. Nada de nada”.

Forlán fue cauteloso respecto a su futuro en el Decano pero no escapó a la responsabilidad: “No digo que todo vaya a salir bien. Pero por lo menos estoy en condiciones, tengo las armas como en toda mi carrera en general para intentar hacer todo lo mejor. Conmigo mismo me voy a quedar tranquilo si las cosas no salen. Los resultados no son lógica como la matemática. Es el momento para tomar esta decisión”

“Tener la posibilidad de estar en ese estadio impresionante que está haciendo Peñarol, con la hinchada que tiene, que siempre llena, con gente amiga, en tu país, son cosas que te marcan para tomar decisiones”, dijo con un toque emotivo. 

Luego, dejó bien claro que todavía palpita al firme la pasión futbolera pese a su extenso y exitoso recorrido: “Me gusta el folklore del fútbol. Vine a Japón y ya viví lo que es jugar sin presión. Ahora necesito otra cosa. Si sigo jugando al fútbol acá en un año termino de jugar al fútbol porque no encuentro la motivación. Necesito ese desafío, estar donde me gusta lo que hago”

En cuanto a la duración de su contrato, fue claro: “No iría a Peñarol con la idea de estar poco tiempo. Quiero ir para quedarme. No podría firmar un contrato largo por la edad que uno tiene, hay que ser consciente”

Forlán no le tiene miedo  a empañar su imagen de hombre relacionado a la selección y lo recalcó en estas palabras: “Nadie me va a quitar lo que viví antes. Tengo el respeto de los hinchas de todos los equipos del mundo. Me saludan por la calle. Cada uno es hincha de su equipo. Entiendo que a algunos les pueda molestar, pero no puedo estar pendiente de todos los demás

“Uno tiene que vivir la vida de uno y disfrutarle. Siempre con respeto”, agregó sobre el mismo tema.

Por último, le tiró una caricia al alma del hincha que sueña verlo con la camiseta de Oro y Carbón: “Yo soy hincha de Peñarol. Mi viejo es historia en Peñarol. No nos olvidemos que hice inferiores en Peñarol. Jugué durante tres años”.

“Hay que firmar y hay que esperar que esté todo bien. No quiere decir que haya algún problema, pero hasta que no esté  la firma uno no quiere darlo como seguro”, sentenció el ex 10 de la Celeste


Seguinos en Facebook y Twitter

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.