viernes, 19 de junio de 2015

postheadericon En octubre estarán finalizadas las cuatro tribunas

300 obreros trabajan de día y de noche para llegar a la inauguración en diciembre. Conocé más detalles de la obra del estadio. 


La construcción del nuevo estadio de Peñarol marcha viento en popa. Esta semana Carbonero Digital realizó una visita para evaluar el avance de las obras y los resultados fueron sorprendentes. 

Tras varios meses sin pisar la edificación los cambios son impactantes y no alcanzan las imágenes ni las palabras para describir la inmensidad del escenario. 

Actualmente son unos 300 los trabajadores que levantan la infraestructura deportiva más importante del país en los últimos 85 años, dividiéndose en dos turnos, uno en el día y otro en la noche.

Durante las horas de sol puede verse un gran despliegue de diversos tipos de operarios llevando adelante sus tareas sin pausa, mientras que cuando sale la luna aparecen  las labores de movimientos de grúas y maquinaria pesada.

Sin embargo, la enormidad de la obra hace pasar casi que inadvertidos a los grupos de trabajadores y por momentos uno parece estar solo. 

Según nos informó el encargado de la empresa constructora Saceem, en octubre se culminará el montado de gradas por lo que el esqueleto de las cuatro tribunas estará completo, restando la finalización del edificio principal que llevará los palcos, así como todo lo referente a detalles de electricidad, sanitaria y albañilería.

Justamente, el edificio primario se establece como un coloso que puede verse desde lejos el cual contará con seis niveles que se comunicarán por grandes escaleras, además de cuatro ascensores de última generación que permitirán el fluido tránsito del público. 

Una rampa en altura permitirá el ingreso al edificio separando la entrada de los equipos y los proveedores de servicios, quienes tendrán acceso directo hacia la zona de camarines como en los principales estadios del mundo en la actualidad.

En dicha zona, habrá espaciosos lugares para el calentamiento de los jugadores, vestuarios con todos los requerimientos del deporte, salas de diversos usos y una sola entrada al campo de juego por la que saldrán ambos equipos como sucede en los Mundiales.

Más arriba se encontraran las nuevas oficinas del club, el museo y servicios gastronómicos de jerarquía. La prensa estará ubicada en el último piso, por encima del nivel que hoy tiene en el Estadio Centenario pero mucho más cerca de la cancha lo que garantizará una mejor visión.

En cuanto a éste último tema, realizamos una prueba desde los más diversos ángulos posibles y los resultados fueron óptimos. Podemos avalar que la principal virtud del escenario será la buena visibilidad desde todos los rincones, no existiendo obstáculo alguno entre los espectadores y la cancha.

Otro aspecto que impacta es la cercanía de las tribunas al terreno de juego, las cuales además tienen un ángulo de inclinación que favorecerá el protagonismo de los hinchas en los partidos.

El estadio contará con una cerca perimetral en el exterior y serán dos los ingresos para las más de 42 mil personas que disfrutarán de los partidos de Peñarol.

Si bien no está previsto, la nueva casa del Aurinegro podría ser ampliada en caso de necesitarlo en el futuro, aunque claro está, algunos factores del terreno hacen que esto sea muy costoso (Mover cables de alta tensión, correr la ruta  y comprar terrenos aledaños).

La mole del Decano ya es parte habitual del entorno de la Ruta 102 y luce magnifica a medida que uno se va acercando. En el fono, Zonamerica realza la zona convirtiendo lo que hasta hace poco era el Montevideo rural en un lugar de privilegio para los uruguayos. 



Seguinos en Facebook y Twiter
Fotos: Juan Razquin

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.