miércoles, 13 de julio de 2016

postheadericon El primer partido y el primer gol de los mundiales fueron en el estadio de Peñarol

El 13 de julio de 1930 Francia y México abrieron una de las páginas más importantes de la historia del fútbol en la cancha del Carbonero.  


Desde su origen en 1891 y hasta nuestros días, Peñarol ha sido un elegido entre muchos para una y otra vez marcar la historia del fútbol uruguayo y mundial.

En 1930, a consecuencia de la disputa del primer campeonato mundial en Montevideo, el Aurinegro volvió a ser seleccionado para escribir su nombre en una de las páginas más importantes del balompié de todos los tiempos. 

La mala fortuna para los encargados de la organización del certamen que tuvieron que postergar varios días la inauguración del Estadio Centenario debido a las intensas lluvias, deparó en buena suerte para el Mirasol que acogió dos partidos en su estadio por este motivo.

La fecha marcada para la apertura del torneo fue la del 13 de julio cuando en forma simultánea debían disputarse los partidos Francia México en el Estadio Pocitos y Estados UnidosBélgica en el Gran Parque Central.

Quiso el destino que la ceremonia inaugural demorara el juego en el escenario de los Tricolores, por lo que la cancha de Peñarol dio a luz el primer partido por una copa del mundo con una diferencia de media hora.

Por el Grupo A, los europeos se impusieron con claridad por 4 a 1, siendo el gol de Lucien Laurent a los 19 minutos el primero en la historia de los mundiales. 

Cabe destacar que al día siguiente se realizó otro partido en el estadio de los Carboneros, con triunfo de Rumania sobre Perú por 3 a 1.

El Estadio Pocitos fue la segunda casa de Peñarol fuera de la villa que le dio nombre y tras la inauguración de Las Acacias en 1916, la cual funcionó entre 1921 y 1933 cuando por un tema de aforo e infraestructura todos los encuentros de local pasaron al Centenario.

La inauguración de la cancha se produjo un 6 de abril cuando los de Oro y Carbón empataron 1 a 1 con River Plate de Argentina, club con el que existía un lazo de amistad muy fuerte por aquel entonces.

Estudios realizados hace pocos años atrás lograron establecer el lugar exacto en donde se encontraba el estadio con capacidad para mil personas, encontrando el centro de la cancha en la esquina de las calles Charrúa y Coronel Alegre en la actualidad, en pleno corazón del barrio Pocitos. Allí hoy una placa y una escultura que simboliza el arco recuerdan el escenario, el primer partido y el primer gol de los mundiales.






Fotos: Red Montevideo y Prensa Peñarol

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.