martes, 3 de noviembre de 2015

postheadericon “Hay que pensar en el clásico sin mirar la tabla”

Bengoechea no especuló con posibles escenarios ante Nacional y aseguró que no siente presión pese a no haberle ganado aún a los Tricolores: “Firmo en donde sea que se logren los objetivos del club, y en ellos siempre está ganar el clásico”.


Llegó la semana más linda del semestre y en Peñarol las cosas no pueden ir mejor. El ambiente anímico del único puntero que tiene el Torneo Apertura es superlativo y eso es algo que se palpita claramente en Los Aromos.

“Es una semana linda de vivir, con la ansiedad que siempre se tiene antes de los clásicos. En estas horas sólo quiero que llegue el clásico”, explicó Pablo Bengoechea. 

Para el entrenador Aurinegro, el encuentro ante Nacional cae en inmejorables condiciones ya que “Peñarol está bien, viene creciendo y tenemos a todos los futbolistas a la orden”.

De todas formas, el riverense sólo apunta a lo deportivo y deja de lado posibles especulaciones que surjan de la ventaba de puntos frente al Bolso: “Hay que pensar en el clásico sin mirar la tabla. Una victoria siempre es necesaria y esta vez no hay excepción”.

Sin embargo, tampoco demostró estar desesperado por el triunfo pero dejó bien en claro que no le pesa no haberle ganado aún a los Albos: “No es una presión ninguna. Firmo en donde sea que se logren los objetivos del club, y en ellos siempre está ganar el clásico”.

En cuanto al posible equipo inicial para el domingo, “vamos a ver cómo trabajamos en la semana, si las cosas que preparamos salen. El sábado se le confirma a los muchachos”.

Ante Nacional, “hemos perdido amistosos, hemos empatado por el Clausura, y la famosa semifinal que si bien no terminó, la perdimos. Desde que terminó ese clásico todo el que está en el club está pensando en el siguiente”, señaló indicando sed de revancha. 

“Antes me ponía mucho más nervioso porque dependía de lo que uno podía hacer. Cuando uno es jugador tiene otra participación. Acá lo que deseo es que los muchachos lleguen bien, ser claro, no generar dudas y que entren con muchísima confianza”, contó el Profesor. 

Bengoechea también se refirió a la designación del árbitro, la cual no saldría de Darío Ubriaco o Andrés Cunha: “Me preocupa e interesa. No hay duda de que cada uno tiene sus características. Ojalá al que le toque haga un muy buen clásico en el que no haya errores. Eso ayuda a que no haya violencia. Siempre la actuación del árbitro es clave para que la tribuna esté tranquila”.

Es que si serán importantes los jueces para el técnico, que a la hora de elegir quién le arruinó un clásico no indicó el nombre de un rival sino que se despachó con que “nosotros perdimos un clásico muy importante en el 98 en donde nos anularon dos goles sin faltas”, haciendo clara alusión al cotejo que el Mirasol cayó por 4-2 en el Clausura de 1998 y que terminó con la ilusión del Sexenio. 

Aquella tarde, Olivier Viera le anuló dos goles a José María Franco, hecho que derivó en un veto de dos años para el Olimareño por parte del Decano.

Por último, y para terminar con una sonrisa, el ídolo máximo ídolo Manya de la década de 1990 contó cuál es el clásico que sería imposible borrar de su mente, y eso que ganó alguno que otro: “El primero, porque fue el más difícil. Ahí se abría una puerta para continuar en el club. Fue un examen muy importante. Ganó Peñarol con un gol mío de penal. Ese gol me marcó”, tiró sin dudar un instante. 


Seguinos en Facebook y Twitter

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.