lunes, 30 de noviembre de 2015

postheadericon “No importa de qué manera, tenemos que ganar y ser campeones”

Forlán se alejó de los cuestionamientos sobre el rendimiento de Peñarol y se mostró mentalizado en un triunfo como posible único escenario ante Juventud. Además, el delantero responsabilizó al plantel por el mal juego y le quitó un peso de la espalda a Bengoechea: “No es culpa de él, es culpa de todos”.


Vencer a como de lugar. No importan cómo, pero ese parece ser el mensaje en un Peñarol que llega a la última fecha del Torneo Apertura puntero, con una unidad de ventaja sobre Nacional y con tres empates consecutivos a cuestas. 

“No podemos esperar que otros pierdan. Dependemos de nosotros. Tenemos que ganar. Somos Peñarol. Está en nosotros ganar”. Enfático, intransigente, así comenzó Diego Forlán su conferencia de prensa esta mañana en Los Aromos.

Y no es para menos, ya que “sabemos que vamos a tener un partido complicado frente a un gran equipo, que ha hecho una buena Sudamericana y que juega bien. Nosotros también tenemos nuestras armas para hacer lo posible por ganar y tenemos que ganar. No hay otra”.

Cuestionado por el rendimiento del equipo, el delantero dejó atrás las especulaciones y marcó que “esto no es por merecimientos. Hoy estamos un punto por delante y dependemos de nosotros. Tenemos que pensar en mejorar y si no se da un buen partido, ganar. No importa de qué manera, tenemos que ganar y ser campeones”.

De todas formas, asumió el mal momento deportivo y le quitó cargas a Pablo Bengoechea luego de que el técnico declarara que no le encontraba la vuelva al asunto: “No es culpa de él, es culpa de todos. Obviamente como entrenador el tiene su porcentaje, pero el más grande es de los jugadores. Él como líder del grupo asume la responsabilidad y está perfecto como lo maneja, pero adentro de la cancha las decisiones las tomamos nosotros por más que el técnico transmita una idea”.

Sobre el final, la estrella del Aurinegro contó un poco de las charlas intimas que suele tener con su padre tras los entrenamientos: “En la época en que jugaba él, si Peñarol estaba un punto arriba de Nacional en la última fecha, ellos ya se sentían campeones. Era diferente. Evidentemente era otra situación. Sacarle un empate a un equipo grande era muy difícil, casi como conseguir una victoria”.

“Uno escucha lo que le dice alguien que ha ganado mucho en el club y que tiene gloria en su carrera deportiva. Es lo lindo de tener a tu padre cerca”, aseguró. 

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.