lunes, 22 de febrero de 2016

postheadericon Maxi a puro fútbol

Ante Defensor, el volante volvió a ser uno de los motores futbolísticos de Peñarol y pide cancha para no salir más. Sin embargo, reconoce que no hizo “una buena pretemporada y de a poco vamos agarrando ritmo”.


Con pocos días en el club le tocó entrar en un clásico y un tiempo le alcanzó para demostrar que es un jugador diferente, a la altura de Peñarol.

Sin embargo, tras aquellos buenos 45' ante Nacional no ha podido afianzarse en el equipo por problemas físicos pero en cada oportunidad que tuvo, siempre aportó más que suficiente. 

El domingo ante Defensor Sporting, Maximiliano Rodríguez volvió a demostrar su gran cuota de talento convirtiéndose en el mejor socio que tuvo Diego Forlán para transformarse en la gran figura de la noche.

Tras el encuentro que terminó en goleada por 5-1 para el Mirasol, el volante ofensivo analizó lo sucedido y destacó que “los primeros 30' minutos no fueron buenos. No conseguimos la pelota que era lo que estábamos buscando. Después los goles de Diego (Forlán) nos devolvieron la confianza y el segundo tiempo fue muy bueno porque encontramos más goles”.

Los problemas en la primera media hora se debieron a que “Defensor empezó a manejar la pelota y nosotros estábamos medio fuera de líneas. Después el Polilla me puso más por adentro para darle una mano al cinco y mejoramos un poco”, a punto tal que Peñarol lo dio vuelta antes de terminar la primera parte. 

Ya en el complemento las cosas fueron diferentes y el Carbonero dominó de principio a final con un Maxi en gran nivel ubicado en la posición que lo hizo sobresalir en Montevideo Wanderers: “No me sentí incómodo jugando por afuera pero mi puesto es el de enganche. Traté de hacer lo mejor en todas las posiciones, pero lo bueno es que encontramos los goles y pudimos conseguir este triunfo que es muy importante”.

Si bien su momento ilusiona a muchos, él admite que todavía no está para 90' y que se siente bien con la dosificación de minutos que le ha otorgado Da Silva: “Cuando llegué el 11 de enero teníamos un clásico. Traté de sumar lo mejor para el grupo en ese partido. Luego tuve un golpe contra Libertad de Paraguay que me costó una semana sin poder entrenar. No hice una buena pretemporada y de a poco vamos agarrando ritmo”.

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.