viernes, 4 de marzo de 2016

postheadericon Peñarol presentó en sociedad al Campeón del Siglo

En un evento organizado por la empresa Saceem se informó cómo se construyó el estadio y se mostraron las principales características del primer escenario FIFA del país. Mirá las fotos y los videos de la nueva casa del Carbonero.


Llegar al Estadio Campeón del siglo es una experiencia única y no sólo por lo que se experimenta dentro del recinto deportivo. Ya sea por la Ruta 102 o por la 8, la inmensidad del nuevo hogar de Peñarol comienza a emerger con majestuosidad causando una sensación espectacular dado el contraste en una zona de escasas y bajas construcciones. 

Bordear el escenario apenas otorga una leve idea de la verdadera dimensión que el mismo tiene, pero nada se compara con la sensación que deja el pararse frente al ingreso de la Tribuna Frank Henderson, la puerta principal en donde estarán los palcos y principales servicios.

En la jornada del jueves en un evento organizado por la empresa Saceem, responsable de la construcción del primer estadio FIFA del país, tuvimos la posibilidad de conocer todos los detalles técnicos de la misma así como su proceso de realización.

La visita comenzó precisamente en el hall del sector Henderson, el cual se planta imponente con sus nueve niveles. Allí, se encuentran además los gabinetes higiénicos y los puestos de gastronomía, sirviendo también como conexión directa con el nivel 2, en donde se encuentran los primeros 32 palcos privados para ocho personas cada uno, sumado a otro para 24 en el que se ubicarán las cámaras y los periodistas de la televisión. 

En el nivel 3 se instalará un museo histórico del club, mientras que en el 4 existirán distintos locales comerciales, en tanto que del nivel 5 al 7 se alojan más palcos; 117 con capacidad para 20 personas, 32 con localidad para 12, y 12 para 22. Cabe destacar que en la Tribuna José Pedro Damiani (Olímpica) existen otros doce palcos (Dos de diez personas y dos de 20 y ocho de 18), con características distintas ya que son abiertos, alineándose en forma más cercana con lo que es la tribuna, pero sin dejar de ser un espacio privado y con mayores comodidades. 

En la planta baja se encuentran los vestuarios, recintos de calentamiento, sala de conferencia y áreas de servicio y apoyo, dando cumplimiento a los requerimientos de FIFA con una única y espectacular salida al campo de juego por la cual caminarán los equipos juntos al estilo de la Copa Mundial se selecciones. 

Finalmente, el edificio se pondera con un último nivel en el que se ubican las cabinas de transmisión para las radios y dos salas de comunicación para los medios, que serán de uso compartido.

Todos los niveles están conectados por amplias escaleras y por cuatro ascensores con capacidad para 21 personas cada uno, dos en la zona central y los dos restantes en los extremos de la tribuna. 

La capacidad total de la Tribuna Henderson es de 9744 butacas amarillas y negras que forman el isotipo de Campeón del Siglo, dándole una marco de excelencia al mejor nivel de los estadios europeos. 

El aforo total del estadio supera los 40.000 espectadores sentados, existiendo además un estacionamiento para 3.000 automóviles que lo convierten en el más grande del país, aún por encima del del Aeropuerto Internacional de Carrasco.

La obra en su totalidad tuvo un costo cercano a los 40 millones de dólares y se financió con la venta de palcos y butacas a los socios de la institución, contando con el apoyo del Banco de la República a la hora de entregar el préstamo inicial.

Si bien en la actualidad no está prevista una etapa de ampliación, en el futuro el escenario podría llegar a albergar un anillo más en tres de sus cuatro tribunas si fuera necesario.

Respecto a los atributos tecnológicos, contará con una pantalla LED de última generación y única en el país, además de un sistema de audio que permite a los usuarios disfrutar de la música o anuncios sin necesidad de levantar el volumen en forma exagerada como sucede por ejemplo en el Estadio Centenario. La iluminación también es de primerísimo nivel, con dos torres a los lados de la Damiani y una serie de focos encima de la Henderson, con una potencia de 1300 lúmenes que la convierten en superior a la de cualquier otro escenario en Uruguay.

No debemos dejar de destacar la impecable visión que se tiene desde todos los sectores del Campeón del Siglo, algo que aprovechamos para probar en la jornada sin encontrar el más mínimo obstáculo. Tanto la cercanía de las tribunas con el campo de juego así como la inclinación de las mismas significarán una experiencia única para el hincha y los jugadores, seguramente transformando al recinto en un bastión inexpugnable. 

En cuanto a los ingresos, existe un alambrado cercando el perímetro del estadio con bocas de acceso en sectores determinados, con sus respectivos molinetes en cada uno lo que significa otro adelanto tecnológico exclusivo para el país.

En el caso de las delegaciones deportivas y los proveedores, ingresarán por un nivel inferior al edificio de palcos en el que no tendrán contacto directo con el público, accediendo directamente a los servicios como en los mejores estadios del mundo.

Es claro que a pocas semanas de la inauguración aún restan muchos detalles por culminar, pero se nos aseguró que se llegará a la fecha en pleno cumplimiento de todas las partes involucradas. De todas formas, el estado actual de la obra impacta por sí misma y genera sensaciones únicas al ya por fin, poder pisar nuestra casa, nuestra tierra. Bienvenido seas Campeón del Siglo, orgullo de todos los Carboneros.
















0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.