lunes, 14 de marzo de 2016

postheadericon “Si sigo de esta manera voy a tener que buscar mi camino en otro lado”

Hernán Novick admitió desconocer el motivo por el que ningún entrenador lo ha utilizado como titular en Peñarol: “Es algo que me pregunto todos los días...Me siento con mucha confianza de poder revertir esto. Me gustaría irme campeón”.


"Jugar con Marcel en Peñarol, que era el anhelo de ambos desde muy chicos, es un sueño inimaginable. Que se haya hecho realidad es lo mejor que me pudo haber pasado”, reconocía Hernán Novick allá por diciembre de 2013 luego de que sus seis goles en el Torneo Apertura (Uno a Nacional en el Parque Central) le abrieran las puertas en el club de sus amores.

Sin embargo, poco después de dos años el sueño parece haberse transformado en pesadilla y pese a volver a contar con buenas actuaciones frente al Bolso, incluso con un gol que lo catapultó a héroe de un clásico, los minutos en cancha para el volante se cuentan con los dedos de una mano.

Lo único claro de su situación es que no se trata de un capricho personal de un entrenador de turno, ya que fueron cuatro (Gonçalvez, Fossati, Montero interino, Bengoechea y Da Silva) quienes pasaron por el banquillo Carbonero desde que está en el club sin poder haber seducido a ninguno de ellos por completo.

Pero entonces, ¿cómo es que un jugador con tan buena técnica individual no logró encontrar su lugar en el equipo? ¿Se trata de un tema de posición? ¿Hay algo más detrás?

La difícil respuesta a la que muchos queremos llegar es la misma que busca el jugador quien en el programa Último al Arco de la radio Sport confesó que “es algo que me pregunto todos los días. Lo hablo con mucha gente tratando de recibir consejos. No queda otra que todos los días trata de hacer lo mejor posible y ver qué cosas puede cambiar”.

Sin embargo y pese a las dificultades, el menor de los hermanos Novick le pone buena cara al asunto ya que “me siento con mucha confianza de poder revertir esto. Me queda contrato hasta diciembre. Me gustaría irme campeón”.

De todas formas, tiene muy clara la realidad y sabe que “si sigo de esta manera voy a tener que buscar mi camino en otro lado. Sería difícil que le renueven a un jugador que estuvo tres años y no pudo jugar”.

Hijo de un destacado empresario y perteneciente a una familia económicamente pudiente, el atacante descartó que las desigualdades sociales con algunos de sus compañeros hayan sido un obstáculo en su carrera, pero particularmente en Peñarol: “Lo sentí un poco en inferiores que es cuando más diferencias había. Llegabas a un plantel en el que había jugadores con un día a día más complicado. Las distintas clases sociales te lo hacían sentir y era más complicado”.

“Después, cuando te iban conociendo se daban cuenta que eras tan humilde como ellos. Eso se lo agradezco a mi padre que me formó de esa manera. Ya en primera eso se deja más de lado y no se dan esos prejuicios”, destacó luego.

En la nota, el futbolista también se refirió a la actualidad del equipo Aurinegro e indicó que “es lógico que cuando no se gane se reciban críticas. Cuando uno gana le gusta que hablen bien del equipo. Es parte del fútbol”.

“Nosotros tenemos trabajo gracias a toda esa gente que le gusta el fútbol, así que hay que aceptar las críticas para seguir mejorando”, dijo al respecto.

Por último, opinó acerca de la insólita tarjeta roja que recibió a los pocos segundos de ingresar ante Atlético Nacional por Copa Libertadores, sobre lo cual fue enfático: “No me expulsan bien. La realidad es que si pasaba lo mismo pero al revés quizá ni amarilla sacaba”.

“Los cinco que estábamos en el banco teníamos ganas de que se vuelta el Polilla y nos llame...El juez se equivocó. Espero que el técnico también lo vea así y siga confiando en mí para el próximo partido”, sentenció Hernán Novick. 

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.