miércoles, 13 de abril de 2016

postheadericon “Salimos a jugar una final”

Olivera explicó el cambio de actitud de un Peñarol que ante Huracán puso mucho coraje para remar durante 70' con un hombre de menos: “De contragolpe lo pudimos haber ganado”, aseguró.


Jugando como central izquierdo por la lesión de Guillermo Rodríguez, Maximiliano Olivera fue unos de los estandartes de Peñarol en el empate sin goles con Huracán por Copa Libertadores.

El defensor que junto a Carlos Valdez puso un cerrojo en el fondo Carbonero explicó que “es difícil el momento. Para nosotros era la vida. Me voy dolido y muy triste. Más que nada es rabia lo que sentís por cómo se dio todo, no sólo por la última jugada”.

“Hicimos lo que teníamos que hacer en un partido muy difícil, con diez hombres. De contragolpe lo pudimos haber ganado”, agregó luego y explicó que el cambio de actitud del equipo se debió al contexto: “salimos a jugar una final”.

“Nos golpearon duro las derrotas que tuvimos en partidos decisivos. Hoy Peñarol demostró otra cosa. El apoyo de la gente fue impresionante. Se hizo sentir mucho. Eso nos motiva y nos da para adelante”, indicó. 

Por último, se mostró molesto con el arbitraje y remarcó: “Lo que más me molestó, que todavía no puedo creerlo, cuando le anula un gol a ellos yo apoyo la pelota para sacar rápido y como no había ningún jugador de ellos para defender nos corta el contragolpe”.

De todas formas, aclaró que “no vi bien la jugada” en la que Nández resultó expulsado y fue contundente en torno al gol anulado a Guruceaga: “Gastón cabecea la pelota. Fue gol lícito. No sabe qué cobró”.

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.