miércoles, 27 de julio de 2016

postheadericon “A veces me parece que quisiera estar adentro de una cancha”


Walter Olivera contó su emoción tras ser invitado por Peñarol a formar parte de la delegación que viajará a Paraguay por Copa Sudamericana. “La gente de Peñarol siempre se ha acordado de mí. Pero en este caso va más allá de lo que esperaba”, dijo el Indio.


Como un homenaje. Así tomó Walter Olivera la invitación que Peñarol le realizó para que el próximo martes 9 de agosto acompañe a la delegación del club que viajará a Paraguay para enfrentar a Sportivo Luqueño por la Copa Sudamericana. 

En declaraciones a Sport 890, el campeón uruguayo, de América y del Mundo con el Carbonero sostuvo que la participación “me emocionó. No esperaba esto. La gente de Peñarol siempre se ha acordado de mí. Pero en este caso va más allá de lo que esperaba”.

“Ir con los muchachos, el cuerpo técnico y la delegación, estando de nuevo metido en un viaje futbolístico me gustó muchísimo”, explicó luego. 

En cuanto a lo que significará su presencia en el viaje, manejó que “al ir en una delegación, todos, desde el principal que son el Polilla y Darío, hasta el último que sería yo en este caso, tenemos la obligación de representar bien a Peñarol”.

Con relación a lo que pueda contagiar en los jugadores con toda su experiencia, agregó: “Yo no les voy a hablar nada de lo que hice o dejé de hacer. Si pudo tener charlas con ellos común y corrientes de delegación como compañeros y amigos en algún caso. Si lo toman para bien, bienvenido sea”.

De todas formas, el Indio sabe que su presencia no pasará inadvertida ni tampoco la de Néstor Gonçalves, el capitán de capitanes: “Ni que hablar lo que pueda decir el Tito con toda su experiencia. Voy a ayudar. Todo lo bueno que pueda hacer lo vamos a hacer”.

“El equipo de Peñarol se está armando como nunca. Ha tenido muchas incorporaciones. No es fácil. Se necesita tiempo y no lo hay. Pero si ellos se juntan, con el apoyo nuestro de dos veteranos que pasamos de las buenas y las malas a lo mejor les sirve para algo y se saca provecho de eso”, sostuvo. 

En el final de la nota habló de la despedida del Antonio Pacheco y afirmó que “debo ser uno de los que lo crió de potrillo. Con Jorge Fossati lo teníamos en la quinta entrenando y de ahí llegó hasta donde llegó”.

“Lo voy a acompañar en el estadio desde bien temprano. No es una despedida”, indicó asegurando su presencia en el Campeón del Siglo el próximo sábado por la tarde. 

Por último, se refirió a lo que siente un jugador al dejar la actividad y puso un emotivo énfasis en su caso personal: “Fue difícil dejar el fútbol. Todavía es difícil. Tengo 63 años y realmente a veces me parece que quisiera estar adentro de una cancha”.

“Es muy difícil abandonar una actividad que uno toma con mucha pasión”, sentenció Olivera. 

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.