lunes, 10 de octubre de 2016

postheadericon Game Over: Peñarol volvió a perder, se despidió del Uruguayo y se quedó sin entrenador

El Carbonero cayó en la hora por 3-2 con Danubio en Jardines del Hipódromo luego de ir dos veces arriba en el marcador. Tras la derrota Jorge Da Silva presentó renuncia a su cargo por lo que Fernando Curuchet conducirá interinamente al equipo hasta final de temporada.


Crónica de una muerte anunciada. Al igual que en la novela del majestuoso escritor colombiano Gabriel García Márquez, el segundo ciclo de Jorge Da Silva en Peñarol terminó con el peor final. 

Luego de cuatro encuentros consecutivos sin conocer la victoria y con el agravante de la eliminación en primera fase de Copa Sudamericana ante el modesto Sportivo Luqueño, Peñarol llegó a Jardines del Hipódromo con el único objetivo de ganar para seguir soñando con obtener el bicampeonato en el Uruguayo Especial.

Sin embargo, el triunfo por 3-2 para la Franja conseguido en la hora y con un Carbonero que no se jugó en su totalidad en busca de los tres puntos fue demasiado argumento para que tras el partido el Polilla renunciara a su cargo. 

De todas formas, no todas fueron malas para el Mirasol que en la soleada tarde de Maroñas y acompañado por un gran marco de público que colmó la tribuna “de la palmera”, se puso en ventaja rápidamente luego de que Juan Manuel Olivera le cometiera un claro penal a Matheus Bressan que Junior Arias cambió por gol a los 12’.

Apenas dos minutos más tarde y en un descuido de la defensa del Manya, algo que sucedería casi toda la tarde, Carlos Valdez quedó defendiendo a dos hombres en un tiro libre (Alex Silva no tomó a su referencia), perdió la marca de Gonzalo Rocaniere y el argentino de cabeza marcó la igualdad. 

Pero cuando el dueño de casa no había terminado de festejar, Arias volvió a aparecer con toda su furia goleadora para adelantar nuevamente a Peñarol con un golazo de larga distancia a los 16’. 

La intensidad del partido no se detuvo y a los 21’ apareció Jonathan Dos Santos aprovechando la pasividad de Valdez, para desde afuera del área conectar un tremendo remate que dejó sin nada que hacer a un dubitativo Damián Frascarelli, estableciendo la igualdad en dos goles por bando. 

Pese a ello, el conjunto de Oro y Carbón mantuvo una buena labor ofensiva aprovechando el ancho de la cancha por las tres calles, hecho para el que influyó el ingreso de Nicolás Albarracín por izquierda y la ubicación de Nahitan Nández por el costado derecho en el que fue su mejor partido en mucho tiempo, aunque la primera mitad de fue sin más goles. 

En el complemento, Da Silva le dio ingreso a Nicolás Dibble por Albarracín a los 58’, cambio tras el que Peñarol volvió a ser el mismo equipo predecible de las últimas fechas, abusando del pelotazo frontal y la salida por centro del campo como única vía de transición. 

De a poco, los dirigidos por Leonardo Ramos se fueron apoderando del trámite y sin ser nada de otro mundo, lograron inquietar a un fondo Carbonero que la pasó mal en varias oportunidades. 

A los 75’ se dio un hecho que terminó por inclinar la balanza a favor de los de La Curva y fue la expulsión de Bressan por doble amarilla, ante lo que el Polilla optó por reamar la línea de cuatro hombres en el fondo poniendo a Maximiliano Perg en lugar de Guzmán Pereira. 

Sin duda que se trató de una más que cuestionable decisión por parte del técnico ya que un empate o la derrota dejaban a su equipo fuera de concurso, por lo que hubiera sido más razonable aplicar la última variante colocando otro hombre de ataque y jugarse al todo por el todo. 

Cabe destacar que la estrategia del entrenador pudo dar sus frutos cuando Arias quedó cara a car con el gol en los descuentos, pero la buena salida del arquero Michael Etualain apargó las alarmas. Para peor, en la recarga, el pibe Joaquín Ardaiz remató y el rebote en Valdez terminó impulsando la pelota en el arco de Frascarelli para decretar la agónica y muy festejada victoria para Danubio.

Pensando en el futuro de Peñarol, las buenas subidas de Silva le darán un lugar asegurado si es que logra ajustar el rubro defensivo. También, el doble cinco compuesto por Ángel Rodríguez y Pereira presentó entendimiento, garra y desdoble en ataque, un patrón esencial en el club que defienden. Además, los buenos minutos de Nández por derecha, la presencia goleadora de Arias y el aprovechamiento del ancho del campo con Albarracín volanteando por izquierda proponen buenos condimentos para el interinato que Fernando Curuchet tendrá a su mando hasta el final de la temporada. 




Ficha del partido

Danubio 3 - 2 Peñarol

Fecha: Domingo 9 de octubre de 2016 | Motivo: Uruguayo Especial | Jornada: Séptima
Estadio: Jardines del Hipódromo | Hora: 16.00 | Público: 6 mil espectadores
Árbitro:  Leodán González | Asistentes: Richard Trinidad y Raúl Hartwig | Cuarto: Pablo Giménez

Danubio: Michael Etualain; Agustín Peña, Gonzalo Rocaniere, Matías De Los Santos (53’ Renzo Ramírez), José Luis Rodríguez (55’ Emiliano Ghan); Jorge Gravi, Gonzalo González, Ignacio González, Marcelo Saracchi; Jonathan Dos Santos Y Juan Manuel Olivera (71’ Joaquín Ardaiz). 
Director técnico: Leonardo Ramos.

Peñarol: Gastón Guruceaga; Alex Silva, Carlos Valdez, Matheus Bressan, Andrés Rodales; Guzmán Pereira (76’ Maximiliano Perg), Nahitan Nández, Ángel Rodríguez, Nicolás Albarracín (58’ Nicolás Dibble); Miguel Murilo (69’ Gastón Rodríguez) y Junior Arias. 
Director técnico: Jorge Da Silva.

Goles: 12′ (De penal) y 16′  Junior Arias (P), 15′ Gonzalo Rocaniere (D), 21′ Jonathan Dos Santos (D), 92’ Joaquín Ardaiz (D).

Tarjetas amarillas: 11′ Juan Manuel Olivera (D), 12′ Agustín Peña (D) y 14′ Jorge Gravi (D), 32′ Guzmán Pereira (P), 40′ Alex Silva (P), 67′ Matheus Bressan (P), 83′ Gastón Rodríguez (P) y Marcelo Saracchi (D).

Tarjeta roja: 75′ Matheus Bressan (P).





0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Con la tecnología de Blogger.