miércoles, 21 de diciembre de 2016

postheadericon “Nos espera la Copa Libertadores y Peñarol tiene que poner todas sus fichas ahí”

Leonardo Ramos fue presentado como entrenador Carbonero y no anduvo con chiquitas. El nuevo técnico se describió a sí mismo como un “resultadista”, elogió los talentos del plantel y aseguró que “el 2017 es un buen año para que exploten”.


El lunes por la tarde en el Palacio Cr. Gastón Güelfi sesionó el Consejo Directivo de Peñarol con un objetivo primordial: designar al nuevo entrenador de Primera División. 

Consumada la elección con nueve votos a favor y dos abstenciones (Sentimiento 1891), Leonardo Ramos se transformó en el nuevo conductor Carbonero (Contrato por un año), a la vez que se oficializó a Gonzalo de los Santos y a Carlos Sánchez en los cargos de Director Deportivo y Secretario Técnico respectivamente. 

Tras la reunión, éstos tres últimos arribaron a la sede Aurinegra para ser presentados ante la prensa y se desarrolló una extensa conferencia de prensa. 

“En las instituciones deportivas, como en las religiones, cada tanto hay que renovar la fe”, comenzó explicando el presidente del club, Juan Pedro Damiani, previo a brindar argumentos acerca de la contratación del nuevo técnico ya que admitió que también manejó otras opciones. 

“Desde el lunes empecé a intercambiar conversaciones cada vez más fluidas con Gonzalo de los Santos y nos fue convenciendo... Fue muy específico en lo que pretendía para el club”, dijo. 

El nuevo encargado de toda el área futbolística Mirasol “recomendó contratar a Ramos y puso como condición la legada del Tío Sánchez a la institución”.

Además, “Leo me conquistó con su personalidad, con su convicción ganadora y fundamentalmente con sus ganas de venir a Peñarol”, admitió el dirigente. 

Luego fue el turno para de los Santos, un viejo conocido de la casa que surgió de sus Divisiones Formativas y brilló en el Segundo Quinquenio de Oro antes de emigrar a Europa para realizar una estupenda carrera internacional: “Para mí es un sueño estar acá y un gran objetivo personal”.

“Tenía tres alternativas, no importan los nombres. Por su convicción y por lo que representan sus últimas campañas manejando un equipo difícil, la de Ramos nos convenció”, indicó el Gaucho.

“Fue un convencimiento general cuando nos reunimos todos”, agregó en una breve alocución en la que remarcó: “No hay mucho para decir. Hay mucho por hacer y trabajar...Los triunfos de Leo van a ser los triunfos de todos los Peñarolenses”.

Sánchez, hombre de pocas palabras, prefirió abstenerse de declaraciones durante el encuentro a lo que Damiani le entregó un elogio: “Es un hombre que habla poco y hace mucho”.

Finalmente, le llegó el turno al hombre que todos querían escuchar, Leonardo Ramos: “Agradezco a Peñarol por la gran oportunidad que me da. Lo que vamos a ofrecer como cuerpo técnico es el trabajo diario que nos dio la chance de llegar a un club como este”.

“A este equipo le queda mucho por ganar. Estamos contentos de tener un desafío como este. Seguramente nos va a ir muy bien”, sostuvo con confianza. 

"Los que me conocen saben que no me gusta hablar y sí trabajar, que es lo que después se ve en la cancha”, añadió. 

Consultado por posibles incorporaciones, prefirió elogiar al plantel actual y manejó que “fue importante el cambio que sufrieron varios jugadores que llegaron a Peñarol con todo lo que conlleva. Tuvieron su período de adaptación, que muchas veces es bueno y otras complicado. Pero son unos muy buenos jugadores, por algo están acá, y por eso nosotros esperamos que tengan un muy buen rendimiento”.

Incluso, anunció que apuntará a la maduración de varios componentes a los que considera de gran nivel y mostró su confianza en ellos: “Traer diez futbolistas con mucho talento igual requiere de un tiempo de adaptación. Y más en una institución como Peñarol. Los tiempos aquí no son los mismos que en otros clubes. Muchas veces se juega a la velocidad de la gente. Hay que enseñarle a los futbolistas a bajar la ansiedad. No es fácil, pero el talento está. Nadie se olvida de jugar al fútbol. El 2017 es un buen año para que exploten”.

En cuanto a las aspiraciones deportivas, al menos en sus palabras estuvo a la altura de lo que el Decano requiere: “Nos espera la Copa Libertadores y Peñarol tiene que poner todas sus fichas ahí”.

Tampoco se olvidó del tradicional rival, a quien enfrentará a fines de enero en un cuadrangular internacional a disputarse en Brasil: “Para nosotros es muy importante el tema del clásico. Tengo una buena racha ante Nacional. Esperemos que continúe”.

Por último y tras definirse a sí mismo como un “resultadista”, dejó una frase que lo describe plenamente: “El sábado cuando nos reunimos dejamos varios parámetros definidos y ya el domingo por la mañana me puse a trabajar en esto. Es algo que desde hacía mucho tiempo veía como una posibilidad cercana. Me seduce, me gusta y soy un apasionado de esto”.


Foto: Líbero


0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.