viernes, 27 de enero de 2017

postheadericon Guillermo: “De un día para el otro me dijeron que no iban a contar conmigo”

El ex defensor de Peñarol habló luego de un largo tiempo y analizó su salida del club. “Yo pensaba que podía seguir”, aseguró el campeón del Uruguayo 50 y no se olvidó de la valiosa roja en el clásico: “Esperé hasta lo último y decidí bajarlo. Ni lo dudé”.


Difícil momento es el que atraviesa Guillermo Rodríguez en México. En las últimas horas, el ex Peñarol que ahora defiende a Jaguares de Chiapas fue intervenido en forma quirúrgica por haber sufrido rotura del tendón de Aquiles. 

Sin embargo, y con seis meses de recuperación por delante, el defensor de 32 años no se mostró afligido y en declaraciones a Sport 890 dijo que “es difícil que a mí algo me afecte en lo psicológico”

Recio en sus palabras tal como lo es en la cancha, el Pelado también habló sin hacer drama consultado por su salida del Carbonero a mediados de 2015 y luego de haber sido Campeón Uruguayo: “La tomé como la tenía que tomar. Me llamó Ahuntchaín una tarde y me dijo que no iba a contar conmigo. Le agradecí por todo y se terminó ahí el diálogo”.

En cuanto a las razones que pudieron precipitar su partida del club, se mostró sorprendido aunque admitió: “No le busqué mucha explicación. Tampoco es que había salido último, había salido campeón. Es algo llamativo. Yo pensaba que podía seguir. De un día para el otro me dijeron que no iban a contar conmigo”.

De todas formas no profundizó mucho en el tema y aclaró: “Yo soy gente de fútbol y sé cómo es esto... Cuando te dicen que no servís es clarísimo, no tiene mucha vuelta. Tenés que buscar otra cosa”.

“No tengo nada para decir. No soy de preguntar nada ni de decir cosas...Si no hubieran salido bien las cosas me hubiera ido enojado, pero por mí, no con el club”, sentenció al respecto.

Pero ese no fue el único tema de la charla y el también campeón del Uruguayo en 2010 y finalista de la Copa Libertadores de América en 2011 recordó una de sus jugadas más determinantes dentro de sus dos pasajes por el Aurinegro; la patada a Sebastián Fernández en el último clásico: “Fue una decisión que la vas pensando en pocos segundos. Cuando veo que va a partir Seba, iba derecho al arco...Tuve que ir jugando con el pase que le podía dar al compañero o él definir. Esperé hasta lo último y decidí bajarlo. Ni lo dudé”.

Si bien quedará por siempre la incógnita de qué podría haber pasado en caso de que el jugador de Nacional continuara solo hacia el arco de Gastón Guruceaga, lo cierto es que la magistral y muy medida zancadilla de Guillermo se cuenta como un gol a favor para el hincha Mirasol: “Me la jugué porque si era gol se iba a cerrar el partido. Pensé que íbamos a tener suerte y embocar el 2 a 2 que fue lo que pasó”.

“Son cosas de la experiencia. Son pocos segundos en los que uno toma la decisión”, concluyó Rodríguez. 

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.