lunes, 10 de julio de 2017

postheadericon Con las manos vacías

Peñarol ganaba y jugaba un partido soñado ante su gente, pero tras recibir el empate se desmoronó en forma increíble y terminó perdiendo 3-2 ante un Defensor que jugó un largo rato con dos hombres de menos y que lo dejó sin final del Intermedio. 


Resulta complicado y doloroso describir lo que pasó este sábado en el estadio Campeón del Siglo por la séptima fecha del Torneo Intermedio. 

Peñarol, que necesitaba apenas un empate para clasificar a la final del certamen como mejor equipo de la Serie A, no pudo conseguirlo frente a Defensor Sporting, incluso luego de haber comenzado ganando.

Pero eso no es todo, ya que además el Carbonero jugó con un hombre de más desde los 15’, y en el complemento ya cayendo por 1-2 aumentó este beneficio pero no supo aprovechar los dos jugadores extras por más de 30’. 

Luego de unos primeros minutos en los que ambos equipos se estudiaron, el Aurinegro pisó el acelerador y comenzó a llegar con peligro una y otra vez, con ataques en velocidad que contaban con buenas conexiones colectivas y un gran rendimiento individual, sobre todo de Nahitan Nández y de Cristian Rodríguez. 

El encuentro que se vivió como una verdadera final tuvo su primer chispazo a los 4’ cuando Diego Rossi cayó en el área y, ya sin la pelota en su poder, fue pisado a propósito por Ayrton Cougo en una jugada que debió ser sancionada con penal y expulsión por agresión para el hombre Violeta. 

Pocos minutos después, a los 12’, el Cebolla bajó un tiro libre para Nández y éste le prendió con toda su potencia para marcar el primer gol de la tarde. 

La correcta tarjeta roja a Mathías Cardacio por doble amonestación en 15’ pintaba un panorama perfecto para el dueño de casa que seguía llegando y dejaba al rival una y otra vez al borde del abismo.

Era tal el desconcierto y la desesperación en los de Punta Carretas que a los 18’ Nicolás Correa fue amonestado por patear el balón en medio de protestas desmedidas, quien además pudo haber sido expulsado luego de tomar y bajar el brazo con el que el árbitro Christian Ferreira le moestraba la tarjeta amarilla. 

Hasta los 30’ hubo un dominio absoluto del Manya que contó con varias situaciones propicias para seguir de largo, sobre todo una en la que Junior Arias recibió la pelota muy solo sobre el punto penal, pero no logró concretar una buena ejecución. 

Pero como reza el dicho, “goles errados son goles en contra”, a los 31’ Gonzalo Bueno se encontró con una más que inmerecida igualdad luego de una sucesión de errores defensivos y varios rebotes en el área de Peñarol. 

Prácticamente al instante el Decano volvió a convertir por intermedio de Nández, pero esta vez el tanto sería anulado por mano del volante, algo que el juez de línea pareció tardar en percatarse ya que en primera instancia corrió varios metros hacia la línea central, para luego detenerse y frenar los festejos. 

El encuentro no dio respiro y a los 36’ el Tuerto volvió a sorprender cuando dio vuelta el partido con gol de Andrés Lamas, quien aprovechó la peinada de Gonzalo Carneiro en el primer palo tras un tiro de esquina, lo que generó la pérdida de marcas por parte de la defensa Mirasol. 

Jugado a todo por el todo, Leonardo Ramos sacó a un amonestado Guzmán Pereira y mandó a la cancha a Gastón Rodríguez como para reforzar la generación de juego.

Si bien Peñarol no alcanzó el empate, estuvo cerca de hacerlo cerca del final del primer tiempo con un potente tiro de Diego Rossi que exigió el máximo esfuerzo del arquero Guillermo Reyes, mientras que en el inicio del complemento ocurrió lo mismo con un cabezazo casi perfecto de Gastón Rodríguez. 

A los 59’ ocurrió otro hecho que parecía dejar contra las cuerdas a Defensor, cuando Correa pateó el balón en forma infantil luego de que Ferreira hubiese sancionado una falta, por lo que dejó a su equipo con nueve hombres.

Lo cierto, es que Peñarol tuvo 30’ minutos con dos hombres de más para sólo conseguir un empate que lo dejaba en la final, pero bien no pudo hacerlo por problemas en su juego o por que el propio árbitro, es válido decirlo, tuvo un criterio cuestionable a la hora de pitar faltas. Por momentos dio la impresión de que cualquier pelotazo que los de 1891 pusieran en el área rival sería sancionado con falta en ataque.

De todas formas Nández estuvo cerca del 2-2 cuando aprovechó una salida en falso de Reyes con la mano, y con un tremendo zapatazo casi desde el medio de la cancha estrelló el balón en el horizontal, con tal mala fortuna que el mismo picó y volvió en sentido favorable a la defensa. 

Por su puesto que ir tanto al frente podía tener sus consecuencias más allá de la diferencia numérica entre ambos equipos, hecho que quedó en evidencia cada vez que un lesionado Ángel Rodríguez recibió el balón como último hombre en el tramo final del encuentro, ya sin cambios para realizar. El nerviosismo y la desesperación fue tal en los hombres Aurinegros que primaron las desinteligencias defensivas hasta que Cougo aprovechó para sacarse varios hombres de encima y establecer un 3-1 que sería letal.

Por más que en base a impulsos Yefferson Quintana logró descontar a los 92’ y que Rossi desvió por centímetros un tiro que hubiera sido el empate y la clasificación, Defensor se llevó un triunfo con ribetes de hazaña cimentado en la jerarquía de sus hombres y en el temple del equipo para nunca bajar los brazos.

Por la importancia de los puntos perdidos y por la forma, se trata de un fracaso que seguramente deje daños profundos en un plantel que ha perdido cada momento decisivo que afrontó en la actual temporada. 



Ficha del partido

Peñarol 2 – 3 Defensor Sporting

Fecha: Sábado 8 de julio de 2017 | Motivo: Torneo Intermedio | Jornada: Séptima
Estadio: Campeón del Siglo | Hora: 16.00 | Público: 23 mil espectadores
Árbitro: Christian Ferreira | Asistentes: Richard Trinidad y Martín Soppi

Peñarol: Gastón Guruceaga; Hernán Petryk (60′ Nicolás Dibble), Yeferson Quintana, Iván Villalba, Lucas Hernández; Nahitan Nández, Ángel Rodríguez, Guzmán Pereira (40′ Gastón Rodríguez), Cristian Rodríguez; Diego Rossi y Junior Arias (51′ Mauricio Affonso).
Director técnico: Leonardo Ramos.

Defensor Sporting: Guillermo Reyes; Gonzalo Maulella (35′ Martín Rabuñal), Nicolás Correa, Andrés Lamas; Mathías Suárez, Mathías Cardacio, Carlos Benavídez, Ayrton Cougo, Matías Cabrera; Gonzalo Bueno (75′ Juan Boselli) y Gonzalo Carneiro (61′ Joaquín Salvatto).
Director técnico: Eduardo Acevedo.

Goles: 12′ Nahitan Nández (P), 31′ Gonzalo Bueno (DS), 36′ Andrés Lamas (DS), 88′ Ayrton Cougo (DS) y 92′ Yeferson Quintana (P).

Expulsados: 15′ Mathías Cardacio (DS), 59′ Nicolás Correa (DS) y 90′ Angel Rodríguez (P).

Tarjetas amarillas: 11′ Mathías Cardacio (DS), 18′ Nicolás Correa (DS), 28′ Guzmán Pereira (P), 33′ Nahitan Nández (P), 45′ Carlos Benavídez (DS), 64′ Yeferson Quintana (P), 66′ Joaquín Salvatto (DS), 70′ Lucas Hernández (P), 74′ Cristian Rodríguez (P), 77′ Andrés Lamas (DS) y 86′ Guillermo Reyes (DS).

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Con la tecnología de Blogger.