sábado, 27 de enero de 2018

postheadericon ¡Súper pionero!

Peñarol le volvió a ganar con claridad a Nacional por segunda vez en la semana, ahora 3-1 y se quedó con un clásico histórico que determinó la primera edición de la Supercopa Uruguaya. 


Peñarol es el súper campeón del fútbol uruguayo. Con una efectividad abrumadora que le permitió liquidar el clásico con tres goles de diferencia en el primer tiempo, el Carbonero aplastó a Nacional y conquistó la primera Supercopa Uruguaya que enfrentó al Campeón de la temporada 2017 ante el ganador del Torneo Intermedio.

A diferencia del partido disputado el lunes, los Tricolores poblaron mejor el mediocampo y lograron dominar la tenencia del balón durante gran parte del encuentro, aunque para presionar arriba se vieron obligados a achicar en el fondo y cometieron errores dignos de un equipo amateur. 

Las cosas no pudieron comenzar mejor para el Mirasol que ya al minuto de juego se puso en ventaja con una soberbia definición de vaselina de Fidel Martínez, quien aprovechó su velocidad para explotar un horror entre Esteban Conde, quien jugó por bajó hacia Diego Arismendi (De espaldas al campo rival y asediado por dos rivales), para que éste intentara controlar en forma orientada pero su pase quedó a mitad de camino, dejando mano al ecuatoriano.

Con la ventaja de su lado, la situación era inmejorable para un Aurinegro que encontró también a Agustín Canobbio en una noche brillante, con buenas escapadas de contraataque demostrando una técnica exquisita para dominar el balón en velocidad. 

En una de ellas, Maximiliano Rodríguez estuvo a punto de aumentar, y pocos minutos más tarde el botija luchó una pelota que parecía perdida ante un más que ingenuo Alfonso Espino, quien como si estuviera jugando en la playa, quiso rechazar de taco perdiendo el balón. El desenlace fue con el delantero derribado en el área por un Diego Polenta que ni si quiera protestó el penal, pena que Cristian Rodríguez mandó a la red en 39’ mediante potente disparo que el arquero rival tocó pero que igual ingresó.

Apenas unos minutos más tarde y cuando se moría la primera mitad, Peñarol ejecutó un tiro de esquina con una jugada que pareció preparada en el “laboratorio” Los Aromos, para que Maxi estableciera el 3-0 y diera lugar al delirio total en el Estadio Centenario.

Tal distancia en el marcador hizo sobrevolar el fantasma reciente del 5-0 conseguido en 2014, y muchos también nos imaginamos con la posibilidad de vengar el 6-0 de 1941, uno de los pocos récords clásicos que no están en poder del Manya. 

Sin embargo, el destino quiso que en el complemento la efectividad no fuera la misma, y si bien Peñarol contó con varias chances claras para seguir de largo, no las concretó y si fue Nacional quien lo hizo con un tremendo golazo de Tabaré Viudez, quien le entró a un tiro libre con la cara externa de su pie derecho dejando, por única vez en la noche, sin nada que hacer a un Kevin Dawson que de todas formas ratificó que está hecho a la medida del club. 

Tras el pitazo final los jugadores dieron rienda suelta a su alegría por un largo rato en la cancha, festejando junto a cada tribuna con las clásicas canciones de la hinchada, mostrando nuevamente que sienten los colores como un hincha más. Esta muestra de adhesión por su parte resume claramente que Leonardo Ramos consiguió el primer objetivo que vino a buscar, devolver el ADN histórico de la institución.

Además, con un gran plante, pero sobre todas las cosas, con un formidable equipo, Peñarol encamina una preparación de lujo ante duros rivales de cara a lo que se vendrá por el Uruguayo y la Copa Libertadores de América, generando grandes expectativas luego de varias temporadas. 

En definitiva, los dos clásicos evidenciaron distancias muy marcadas en las ideas deportivas de ambos equipos, con un Peñarol que por momentos fue exuberante, atrevido, sólido y más que nada, seguro de lo que quiere. 

La consagración de la Supercopa marcó también un hito histórico, ya que como manda la historia, el Decano se convirtió en el pionero en escribir su nombre en el trofeo, al igual que sucedió en el Uruguayo Amateur, el Uruguayo Profesional, la Liguilla, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental para América.


Ficha del partido

Nacional 1 – 3 Peñarol

Fecha: Jueves 27 de enero de 2018 | Motivo: Supercopa Uruguaya
Estadio: Centenario | Hora: 21.00 | Público:  35 mil espectadores
Árbitro: Christian Ferreyra | Asistentes: Richard Trinidad y Marcelo Alonso

Nacional: Esteban Conde, Matías Zunino, Guzmán Corujo, Diego Polenta, Alfonso Espino, Santiago Romero, Diego Arismendi, Luis Aguiar (66′ Christian Oliva), Carlos De Pena (46′ Sebastián Fernández), Leandro Barcia (76′ Gonzalo Bueno) y Tabaré Viudez.
Director técnico: Alexander Medina.

Peñarol: Kevin Dawson, Guillermo Varela, Fabricio Formiliano, Ramón Arias (55′ Luis Maldonado), Lucas Hernández, Giovanni González (54′ Fabián Estoyanoff), Walter Gargano, Cristian Rodríguez, Agustín Canobbio, Maximiliano Rodríguez (74′ Guzmán Pereira) y Fidel Martínez.
Director técnico: Leonardo Ramos.

Goles: 1′ Fidel Martínez (P), 39′ Cristian Rodríguez (P) de penal, 45′ Maximiliano Rodríguez (P) y 71′ Tabaré Viudez (N).

Tarjetas amarillas: 2′ Fidel Martínez (P), 8′ Lucas Hernández (P), 29′ Santiago Romero (N), 42′ Walter Gargano (P), 57′ Agustín Canobbio (P) y Matías Zunino (N).

0 comentarios:

Video Destacado

LAS NOTAS MÁS DESTACADAS

  

Buscador

RECIBÍ LAS NOTICIAS POR MAIL

Con la tecnología de Blogger.